Tu imagen personal en la boda

Elegir un traje o vestido para una boda puede ser una de las cuestiones mas bonitas que abordemos, pero también una de las que mas dudas y estrés puede generarnos.
Nuestras inseguridades y la responsabilidad que conlleva el día en cuestión puede convertir esto en una pesadilla.
No hay que tener miedo a confíar en la figura de un asistente en estilismo o personal shopper.

Por lo general o los contrayentes o invitados no disponen de demasiado tiempo libre para escoger un traje adecuado, no conoce lugares para encontrar lo que necesita o simplemente odia ir de tiendas.

Un asistente de imagen o personal shopper puede agilizar mucho estos tramites para que no te veas saturado de información que no sabes como gestionar o para que no cometas errores protocolarios. 

El personal shopper puede diseñar una imagen para ti y organizar una tarde de compras fructífera adelantando el trabajo de buscar en las tiendas o incluso organizar pruebas de vestuario en tu propia casa.
Recuerda que no solo se trata de gastar y gastar. Un buen shopper puede ayudarte a reutilizar un look con los accesorios indicados, buscar joyas o un bolso adecuados para tu vestido preferido o asesorarte sobre el protocolo de la indumentaria en cada ocasión, y si tu asistente de imagen y tu técnico de belleza forman un buen equipo, el resultado puede ser inmejorable.

 

por Jaime Zurdo