Ainhize y Unai son una pareja que transmite buen rollo desde el primer momento. Y así fue esta especial boda, se respiraba buen rollo allá por donde estuvieses, hablases con quien hablases. Hasta el cura, en una divertida y amena ceremonia en la Iglesia de San Vicente en Bilbao, nos dejo buenas sensaciones con su simpatía y cercanía.

La llegada de Unai fue la primera, ataviado con un traje azul que le hacía parecer un galán en toda regla. Se le notaba nervioso, pero es que en ese precioso coche blanco que tardó en llegar, llegaba su futura esposa, sencillamente espectacular de blanco.

Tras una excursión entretenida en los bulliciosos autobuses, llegamos al restaurante Los Tamarises, en Neguri, donde nos esperaba un día bastante soleado, reluciente como los recién casados. Ahora les había cambiado la cara, estaban mas relajados, sonrientes y disfrutaron de un completo coctail junto a unos invitad@s que estaban preparados para lo que se veía que iba a ser una gran jornada.

Todo fueron risas y momentazos en la cena y en el baile, incluso hubo quien se atrevió a jugar al «un, dos, tres, carabim bon ban» en la terraza. Parece que la gente no tenía ni la mas mínima gana de terminar con la fiesta, así que esta se alargó, y se alargó. Que boda tan divertida.

 

Un par de meses mas tarde realizamos la sesión post-boda en una maravillosa casona de Karrantza, el chalet Hernáiz, que nos cedió para la sesión amablemente Janire, su propietaria. El entorno espectacular, el interior de la casa mágico, como de cuento de hadas y ahora Ainhize y Unai, mucho mas relajados y despreocupados que el día de su boda, se comportaron como unos verdaderos modelos de fotografía, posando y transmitiendo su cariño en cada toma. Fue una jornada intensa pero muy productiva, y además lo pasamos genial.

Fue un placer poder compartir estos días con vosotros, Ainhize y Unai, y nunca olvidaremos lo bien que os portasteis con nosotros. Gracias por confiar en InWedding.

Por favor, no os comáis a las pobres perdices, pero ser muuuuy felices.

Por Manu Cordero

La boda de Ainhize y Unai