Como DJ para tu boda nunca contrates al héroe, contrata al Villano

Siempre hemos creído que el mejor DJ es aquel que pone la mejor música, el héroe. Pero esto es una boda, y ¿de que se trata en una boda mas que de hacer bailar a gente tan diversa como la abuela, tus traviesos sobrinos o los locos de tus colegas?, ¿acaso quieres dejar a tus invitad@s sin una buena dosis de caspa musical en tal señalado día?, ¿crees que podría sobrevivir esa fiesta sin alguno de los grandes hits de Georgie Dan?, ¿sabes que si Paquito el Chocolatero no aparece por tu fiesta alguien lo echará mas de menos que a la última loncha de jamón que desapareció repentinamente del plato?

Hay cosas que solo consiguen los villanos, los héroes están demodé, la música exquisita déjala para tus momentos a solas con tus auriculares, esto tiene que ser un despiporre y para ello nada mejor que un DJ villano, el malo de la película. Un villano al que odiarás en mas de una ocasión pero, sin saber como, no dejará que te relajes ni un instante, que no puedas ni salir a fumar un cigarro porque tu esqueleto está tomando las riendas de la velada, y tu mente se deja llevar.

Un villano al que amarás en otras ocasiones porque de repente ha sonado esa canción que nunca te hubieras esperado, pero que te trae tan buenos recuerdos. Un Villano que no os de ni un respiro, porque esta noche es para reír y pasarlo bien y los héroes, por desgracia para ellos, tienen que salvar el mundo y eso les hace aburridos.

 

Por Manu Cordero, un villano